CONSULTA DE NUTRICIÓN PERSONALIZADA

 

LA SALUD ES SIMPLE, LAS PERSONAS SOMOS COMPLEJAS.

 

¿Por qué enfermamos? Porque no le damos al cuerpo lo que necesita. Porque no escuchamos sus necesidades. Vivimos la mayor parte de nuestra vida en la mente racional, y no en el cuerpo. Lo habitamos sin consciencia. Y muchas veces ni siquiera sabemos qué está necesitando, y que está pidiendo.

 

El cuerpo es maravilloso, muta continuamente para mejorar la adaptación. Pero tiene sus límites. Si le damos lo que necesita, tiene una maravillosa capacidad de regeneración, podríamos incluso llamarla “milagrosa”. Porque está diseñado para la vida. Todos estamos diseñados para la vida. Para una VIDA en mayúsculas, para una VIDA en plenitud. No hay errores, hay aproximaciones sucesivas al éxito.

 

La salud es simple, y sólo cuando nos responsabilizamos sobre nuestra propia vida, podremos darnos cuenta de esa verdad. Mientras tanto, seguiremos culpando a los gérmenes, a la contaminación o a la mala suerte… Eso sí, nuestra visión de la salud basada en la bioquímica sí que se vuelve compleja. Aunque no es la única visión. Cuando cambiamos el punto de vista y nos enfocamos en lo Psíquico-energético, la visión se hace mucho más sencilla: fluye o se estanca, hay suficiente o no, está en coherencia o no.

 

Hay que enfocar la salud desde lo psíquico, energético y físico, porque simplifica la visión y amplía las posibilidades terapéuticas. La visión desde una mente limpia a los pensamientos negativos, nos permite comprender al hombre como un todo integrado, coherente.

 

La salud se basa entonces en un estado natural y espontáneo que irradia vitalidad, entusiasmo y amor. Un estado de máxima plenitud que se alcanza sólo desde la consciencia de ser algo más allá de los vehículos que utilizo para expresarme. La consciencia de la responsabilidad de cuidar mi esencia y expresarla con absoluto respeto y coherencia.

 

Sesiones de 60 minutos se analizarán y se recogerán minuciosamente datos como:

 

*Horarios, hábitos alimentarios, forma de cocinar, alimentos más empleados, cuáles nos gustan y     cuáles no.

*Deporte que se practica, número de horas.

*Marcar un objetivo claro que se quiera conseguir.

 

CONSULTA

Recogida de toda la información necesaria para elaborar un plan a medida, adaptado a tus necesidades y objetivos.

SEGUIRSIENTO

Evaluación de los objetivos, resolución de dudas y educación alimentaría